El Tour, un gran escaparate turístico

Año tras año el Tour se convierte en un gran escaparate de los atractivos turísticos de Francia. Su importancia no solo radica en la inmensa cantidad de seguidores que llenan las poblaciones por las que transcurre sino la enorme promoción que supone las imágenes televisivas que se nos muestran de los lugares por los que transcurre la carrera.

El seguimiento de los corredores se alterna con un buen número de imágenes y planos de los enclaves por los que transcurre la ronda y hay ocasiones en que parece que la carrera ciclista está al servicio de la promoción turística de los lugares que visita en vez de ser al contrario. No importa si la etapa es de montaña, llana o contrarreloj, ineludiblemente las cámaras de la televisión francesa muestran planos que muestran los atractivos de las poblaciones o los parajes por los que transcurre el recorrido. Es muy probable que haya momentos de la emisión en que los espectadores estén más pendientes de los paisajes, pueblos o monumentos que del propio desarrollo de la etapa.  Francia es el primer país del mundo por volumen de visitantes y a ello no es ajeno el buen hacer del país para dar a conocer su geografía y su oferta turística. Desde luego saben cómo promocionar sus atractivos, algo que deberían aprender los países que pretenden incrementar su número de visitantes. Además de una buena labor de promoción, el secreto de su éxito es disponer de un amplio abanico de atractivos turísticos y una amplia oferta de servicios y productos al alcance de todos los presupuestos.

No es de extrañar que, a tenor de lo mencionado, las ciudades compitan para convertirse en inicio o su final de etapa pese a que los precios para gozar de este privilegio son realmente importantes.  El Tour es mucho más que una carrera ciclista al uso, es una gran campaña promocional de turismo disfrazada de evento deportivo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en o y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Tour, un gran escaparate turístico

  1. Morgana dijo:

    Más de uno se organiza las vacaciones después de ver el tour, cualquier excusa es buena para descubrir lugares interesantes, aunque hay que reconocer que en Francia de rincones bonitos saben un rato. La exposición internacional del país a través de los sufridos ciclistas es desde luego una excelente técnica de marketing, no sabía que las ciudades pagan para ser inicio o final de etapa, pero me imagino que les compensa con creces. Al final, aunque veas a los ciclistas sudando la gota gorda casi te dan envidia por disfrutar de lugares tan rematadamente bonitos. Aunque algunos hemos tenido suerte y hemos podido ver unos cuantos de esos en vivo y en directo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s